EVITA: CUANDO LA VERDAD SE HACE EMBLEMA

En épocas en las que el oficialismo, sus “pensadores” y sus voceros de ocasión nos pretenden hacer creer que los males que vivimos hoy los argentinos son por culpa de “setenta años de peronismo”, la gobernadora Rosana Bertone ha tomado una decisión que trasciende los formalismos y las cuestiones protocolares, para convertirse en una reivindicación histórica.
En conmemoración de los cien años del nacimiento de Evita, la gobernadora dispuso que la leyenda a utilizar en toda la documentación oficial de gobierno durante este 2019 sea “Año del Centenario del Nacimiento de Eva Duarte de Perón”.
Decir que Evita vive en el corazón del pueblo no es solamente una frase de un discurso para encender al público. Es una verdad. Una realidad que luego se convirtió en metáfora y se hizo frase, razón, emblema.
Basta hoy con sentarse a charlar un rato con nuestros mayores, con aquellos que vivieron el nacimiento del peronismo. En su memoria, en sus palabras, en sus miradas surge claramente el nombre de la Abanderada de los Humildes. Como un dolor, claro, porque la muerte se la arrebató temprana e injustamente al pueblo. Surge como un agradecimiento, por supuesto, porque en cada hogar trabajador, en cada familia humilde, en cada demanda, ahí estaban la mano, el corazón, la presencia de Eva. Surge su nombre como una bandera, aquella hecha de jirones, aquella que tiene destino de victoria.
Pero el nombre de Eva Duarte de Perón no es el recuerdo de lo que ha sido. Porque es esa memoria la que lo mantiene vivo en nuestros mayores. Y vivo también en sus hijos, que supieron de los juegos Evita, de los regalos para Navidad o Reyes, de la educación, de la salud, de la dignidad. Y vivo sigue su nombre en los hijos de sus hijos y en las nuevas generaciones de chicas y chicos que se emocionan con su imagen, con sus discursos, que continúan su ejemplo y que luchan para hacer cierta una de sus máximas enseñanzas: ´donde existe una necesidad, nace un derecho´.
Hoy la memoria de Evita no es privilegio de un sector de la población, es patrimonio de todo un pueblo. De la gran mayoría de los hombres y mujeres de nuestro país que sueñan y trabajan para hacer de nuestra Patria un lugar más justo, donde los únicos privilegiados sean los niños.
Hace cien años nacía la persona que habría de cambiar para siempre la historia de los argentinos. Por eso celebro y adhiero a esta justa decisión de la gobernadora Rosana Bertone.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *