LA CONTINUIDAD DE UN “PACTO” ENTREGUISTA

Respecto al manejo del tema Malvinas por parte del gobierno nacional creo haber utilizado todos los adjetivos posibles. Preocupante, indignante, peligroso, vergonzoso, humillante…
Es que no hay que profundizar mucho en el análisis de las políticas del presidente Macri y sus cancilleres en poco más de tres años de gobierno, para confirmar que se ha cedido una y otra vez a las presiones del Reino Unido. Que se han tirado por la borda años de planteos y posturas firmes que ha mantenido nuestra Nación en cuanto foro internacional podido llevar su justa reivindicación. Básicamente, que la soberanía sobre Malvinas e Islas del Atlántico Sur. Un reclamo histórico que representa el sentir y el pensar de todos los argentinos y de los fueguinos en particular.
Sin embargo, en cada nueva acción de gobierno vemos que el acuerdo Foradori-Duncan, rechazado por un espectro mayoritario social y político de nuestro país, continúa vigente. Acuerdo que pasará a la historia como un “pacto” entreguista de nuestra soberanía.
Las recientes negociaciones que trascendieron entre el canciller Jorge Faurie y el ministro de Estado para Europa y las Américas de la Secretaria de Relaciones Exteriores y Commonwealth Británica, Alan Duncan, van claramente en ese sentido.
Según estos trascendidos -ya que oficialmente, una vez más, no hay información al respecto-, se trata de avanzar en acuerdos de explotación conjunta y de “cooperación” en materia de hicrocarburos en el Atlántico Sudoccidental.
Esto es, más de lo mismo. Ya en la década del 90 se llevó adelante una política de este tipo, que no hizo más que consolidar la ambición económica y política británica sobre nuestro territorio y sus riquezas. A tal punto que el Congreso Nacional aprobó en 2011 la Ley 26.659 una ley que protege nuestros recursos.
Por tal razón la gobernadora Rosana Bertone, como máxima autoridad de nuestra provincia, ha vuelto a encender una señal de alerta y a dar las indicaciones correspondientes para estar atentos a cualquier tipo de acción que vaya en contra de los intereses de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur.
En esa misma línea, el secretario de representación oficial para la Cuestión Malvinas, Jorge Argüello, presentó un pedido formal a la Cancillería para que se informe oficialmente sobre los alcances de estas negociaciones.
Detrás de estos pedidos somos miles los ciudadanos fueguinos los que exigimos al gobierno nacional que cese con sus políticas de entrega de nuestra soberanía y nuestras riquezas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *