A LA ALTURA DE LAS CIRCUNSTANCIAS

Una vez más, la realidad nos vuelve a poner a prueba. A unos y a otros. Porque ante los grandes problemas, las diferencias quedan en un segundo plano. Hoy la responsabilidad de toda la dirigencia es asumir que vivimos una crisis de consecuencias imprevisibles y debemos actuar con todas las herramientas que estén a nuestro alcance.
Desde nuestra Provincia, y ante las consecuencias de la política económica llevada adelante por el gobierno nacional, se impone arbitrar los mecanismos tendientes a proteger a los sectores más vulnerables de nuestra sociedad. Y hoy las circunstancias nos marcan que esos sectores representan la gran mayoría.
Desde la gestión de Rosana Bertone se vienen implementando medidas que atenúan el impacto de la crisis en las clases sociales más vulnerables. La reasignación de recursos hacia áreas como Desarrollo Social son una prueba de ello. Pero no basta. Los indicadores económicos marcan que la tendencia sigue empeorando.
Por eso la Gobernadora ha enviado a la Legislatura un proyecto de ley para la protección del comercio y del empleo fueguino. Entre otros puntos, la iniciativa suspende el inicio de las ejecuciones fiscales de la Agencia de Recaudación Fueguina (AREF) y la continuidad de las que están en trámite por el término de 180 días, plazo que podrá prorrogarse.
También se suspende por el mismo periodo los plazos de prescripción previstos en el Código Fiscal provincial para el inicio de las ejecuciones fiscales.
La decisión se tomó luego de una reunión convocada de urgencia por parte de Bertone con todo su equipo económico ante la serie de acontecimientos ocurridos en las últimas horas.
No me cabe duda que los representantes del pueblo de la provincia dejaremos de lado cualquier tipo de diferencia o interés sectorial o partidario para acompañar este proyecto que busca preservar a los pequeños y medianos empresarios y, por sobre todo, las fuentes laborales.
Es de esperar además, que los tres municipios se sumen a esta iniciativa.
Las circunstancias lo imponen. Y nuestro desafío como dirigentes es estar a la altura de estas circunstancias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *