UN CONTINENTE CUIDADO PARA UN MUNDO EN PAZ

Cuando los líderes mundiales dejan de lado mezquindades e intereses de cualquier tipo, el mundo tiende a ser el lugar con el que siempre soñó la humanidad.
El primero de diciembre de 1959, doce países firmaban el Tratado Antártico, que entró en vigencia meses más tarde, precisamente un día como el de hoy de hace 58 años.
El acuerdo está centrado en la cooperación e intercambio de observaciones científicas en este continente, reconociendo el interés de toda la humanidad de que la Antártida continúe explorándose como reserva natural, siempre con fines pacíficos y nunca ser escenario u objeto de discordia internacional.
Para nuestra Nación, el Tratado Antártico -referencia ineludible en materia de legislación internacional-, alivió las tensiones existentes en ese momento con Chile y con el Reino Unido. Bajo ningún punto de vista esto significa el renunciamiento a nuestro reclamo de soberanía, pero su vigencia impide contiendas o nuevas reclamaciones.
En este tiempo, los 49 países contenidos en el Tratado fueron adoptando nuevas medidas y firmaron nuevos acuerdos multilaterales que dieron forma al Sistema del Tratado Antártico con el fin de asegurar el cumplimiento del artículo 1: la exploración de Antártida tiene y tendrá exclusivamente fines pacíficos.
En síntesis, hoy es un día para celebrar. Acuerdos como estos son la esperanza de que un mundo en paz aún es posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *